El paso del tiempo no solo nos afecta fisiológicamente a los humanos, si no también a nuestros colegas y, además, de una forma más rápida. De ahí que un perro senior necesite unos cuidados más especiales, y por qué no decirlo, también más constantes en el tiempo. Por eso hoy, en el blog de Bud’s Bath venimos a contarte la guía completa de cuidados que necesita un perro senior.

No obstante, cabe gritar a los cuatro vientos que un año de vida en los perretes no son siete en los humanos, por mucho que la sabiduría popular se haya encargado de hacernos creer tal cosa.

Todo depende de varios factores, entre los que se encuentra el tamaño del peludo, pues no es lo mismo un Chihuahua de tamaño minúsculo que un San Bernardo, y ni siquiera se puede equiparar a un Pastor Alemán.

Los peludos más grandes, al igual que maduran más rápido, también envejecen de manera más veloz. Así pues, un perrete se considera senior cuando ha alcanzado la edad de 10 años, aunque su esperanza de vida, como sucede en los pequeños, pueda hasta doblar esa edad.

Aunque es cierto que influyen diversos factores genéticos en el envejecimiento de cada perrete, sí es posible mejorar su calidad de vida de estos llevando acabo cuidados acordes a los de su edad.

Cómo adaptar los cuidados si tengo un perro senior

¿Sabías que en Bud’s Bath te llevas una cartilla personalizada de tu colega? Se trata de un checklist que indica el estado de los oídos, dientes, piel, pelaje, uñas, glándulas, ojos, peso y si está en forma, así puedes ver la evolución del perrete cada vez que pases por nuestro espacio.

Nunca será suficiente si se trata de mostrar amor a nuestros colegas.

¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter y seguirnos en Instagram para más contenido como este!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *