No son pocos los humanos que nos han preguntado sobre el celo en las perras: cuándo aparece, cómo lo hace, si se puede bañar a la perra durante el celo y un largo etcétera.

En este post vamos a intentar sacarte de dudas, pero si aún así no lo conseguimos, ¡estaremos encantados de responderte a tus preguntas!

Pero antes de comenzar con todo, vayamos al principio de la historia para comprender qué es realmente el celo en las perras.

¿Qué es el celo en las perras?

Es el ciclo hormonal por el que básicamente la hembra acepta la monta del macho.

Al ser un ciclo hormonal la perrita tendrá cambios que alterarán la forma de comportarse: puede que necesite más cariño que de costumbre, demandar más atención por tu parte o incluso más decaída en algún momento o mostrar más apetito.

No te preocupes: es normal.

El primer celo suele aparecer entre los 6 y 9 meses, sin embargo, la raza, el tamaño y el peso influyen en cuándo le aparecerá el celo por primera vez a tu perra, pues las hembras de razas pequeñas o medianas normalmente son más precoces que las de tamaño grande. Es conveniente anotar la fecha del primer celo para controlar los tiempos. Ya que esta etapa, que normalmente durar áentre 2 y 4 semanas,  aparecerá cada 6 meses, es decir, dos veces al año.

¿Cuáles son los síntomas durante el celo en las perras?

Los síntomas físicos del celo de una perrita serán los siguientes:

No obstante, existen diferentes fases por las que la perreta pasará durante la época de celo:

¿Pueden quedarse embarazadas las perras en su primer ciclo?

Pueden, pero no deberían. Piensa que su cuerpo todavía no está desarrollado para gestar un embarazo.

Para prevenirlo te recomendamos:

¿Puedo bañar a mi perra si tiene celo?

¡Claro! Es más, es recomendable que lo hagas, sobre todo si su sangrado es abundante.

Pero hay que prestar atención y extremar las precauciones en varios puntos:

  1. Durante el celo los genitales de la perra se inflaman, como ya hemos mencionado, por lo que esta no debe estar mucho rato en el agua, además de prestar atención a no dejar ni rastro de jabón, pues podrían aparecer infecciones vaginales.
  2. Secar bien todo el cuerpo, la humedad podría atraer bacterias y microorganismos y provocar infecciones vaginales debido a la inflamación de la vulva.
  3. Procurar que el agua esté tibia y temperatura constante.
  4. Usar una toalla con una suavidad adecuada, ya que la zona genital está más sensible que de normal.
  5. Durante estos días la perrita podría estar más alterada o estresada y puede que rechace el baño más de lo normal.

¿Y el pañal?

Tras bañar a tu perra durante el celo puedes ponerle un pañal o una braga para que esta no manche el suelo con el sangrado, ¡pero atención!

Tendrás que estar pendiente de quitarlo y ponerlo cada vez que esta quiera hacer pipí o cacas.

Además, si la perra se estresa demasiado con el pañal o la braga para perritas no se lo pongas. No la obligues a llevar algo que no quiere, solo conseguirás estresarla todavía más.

¿Hay algo que no se deba hacer durante el celo de las perras?

No, podéis hacer vida normal, lo único que cambia es que quizás le tengas que dar más atención y mimos, ¡pero eso no es un problema!

Si te ha gustado este artículo… ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter y seguirnos en Instagram! (Prometemos sacarte una sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *