Cómo de importante es cepillar el pelo de mi perro

Del 1 al 10… ¿Cómo de importante es cepillar el pelo de mi perro?

Si te estabas preguntando cómo de importante es cepillar el pelo de mi perro… Lo es, ¡y mucho! 

Piensa que el pelo, tanto de los perros como de las personas se cae porque muere, así que, si no lo cepillamos, lo único que conseguimos es que se genere una cantidad de pelo muerto sobre la piel de nuestro peludo. 

¡Un lugar perfecto para que se alojen todo tipo de parásitos!

Así que no solo es muy importante cepillar el pelo del perro, sino que es esencial hacerlo varias veces por semana. Aunque esto dependerá del tipo del pelaje al que nos enfrentemos, ¡obvio!

¡Ah! Y como en todo, si el perrete se acostumbra desde cachorro, el cepillado de pelo será más fácil cuando sea un adulto. 

Ya tenga tu peludo el pelo corto, semilargo o largo, sigue leyendo, que esto que te voy a contar seguro que te interesa:

Cómo de importante es cepillar el pelo de mi perro

1. Pelo corto.

Lo más recomendable es hacerlo alrededor de dos veces por semana, así evitaremos nudos indeseados y que luego son mucho más difíciles de eliminar.

Comienza haciéndolo de forma suave y en dirección al pelo, para quitarle los enredones que se hayan podido generar.

Ahora es momento de un poco más de energía y a contrapelo, ¡pero sin tirones y prestando atención a no arañarle la piel!

Y por último, para dejarle guapo, guapo, un par de veces más en la dirección del pelo. 

¡Listo para llevarse todas las miradas!

2. Pelo semilargo.

Lo más indicado para cepillar al perro con el pelo semilargo es utilizar varios tipos de cepillo: un peine que sea capaz de quitarle todos los nudos y un cepillo de cerdas largas, que le deje el pelo sedoso.

Seguimos prestando atención a no arañarle y a no dar tirones, muchas veces es mejor pasar el cepillo varias veces más que hacerlo rápido y pudiendo dañar al perro.

3. Pelo largo.

Lo mejor en estos casos es dividir el pelo en partes e ir desenredando una a una con paciencia y cuidado. 

Usa un cepillo de púas largas, para poder cepillar también la capa de abajo, y no solo la que se ve. 

No es aconsejable cepillar al perro a contrapelo, ya que el animal podría sufrir dolor, o incluso sería más fácil darle algún que otro tirón.

Si tu perrete tiene muchos nudos… ¡Sírvete de la tijera! El bienestar supera siempre a la belleza, y no existe contrargumento que valga.

El cepillado del pelo del perro no solo es estética, es higiene y bienestar. Es decir, es una práctica que debe incluirse en la rutina de higiene animal.

Así que ya sabes, si te preguntabas: ¿Cómo de importante es cepillar el pelo de mi perro? Lo es, ¡y mucho!

Si quieres más trucos como estos o tips de bienestar animal, puedes seguirnos en Instagram, ¡contenido (casi) diario! O a través de nuestra newsletter.

Anímate a compartirlo:

También podría interesarte